Siete años después de su nacimiento el corazón de Nessie comienza a rechazar su cuerpo vampírico, haciendo que se encuentre al borde de la muerte.

Junto a su familia, Jacob, y el único semivampiro existente a excepción de ella, debe recorrer el mundo hasta encontrar la clave de su problema.

Nessie deberá decidir qué precio está dispuesta a pagar por continuar con vida, y sobretodo tendrá que preguntarse ¿Por quién late su corazón?


¡¡¡¡¡¡ENTRAD AL FORO!!!!!!



Direcciones donde habéis publicado Despertar
¿Nos Presentamos?

lunes, 13 de octubre de 2008

5. La verdad

Fue dificil encontrar un lugar seguro para cazar, y por supuesto no era nada cercano. Tuvimos que salir de Ámsterdam. Viajamos hacia el este campo a través lo más rápido posible, sabía que era una locura, pero cada vez me encontraba más hambrienta, y cuando estaba con Jake me sentía capaz de cualquier cosa.
Él era así, dispuesto a complacer cualquiera de mis necesidades inmediatas a pesar de que eso conllevara desobedecer el plan inicial.
Finalmente, tras recorrer un largo camino llegamos a un denso bosque.
-Según tengo entendido hay bastantes corzos y ciervos.
Le miré extrañada.
-¿Y tú cómo conoces la fauna holandesa?
-Bueno, pensé que quizás a alguien le entraría hambre
Sonreí recordando que él sabía que no me había dignado a ir de caza la última tarde que pasamos en Forks.
-Prefiero los corzos, aunque la verdad es que sería más divertido cazar algo peligroso.
-Lo se, pero mejor que nos centremos en comer si no queremos que Edward hinque los dientes.
-Esa sería una solución a mis problemas- Bromeé sin percatarme de que Jake no sabía la verdadera naturaleza de mi problema, me arrepentí al instante de haberlo dicho.
Se puso blanco y me miró con los ojos como platos.
-¿Qué acabas de decir?
-¡Nada!- Intenté arreglarlo- Es solo que supongo que si fuera una vampiro no necesitaría que mi corazón latiera…
Noté como Jacob se esforzaba por respirar con naturalidad, sin duda la idea de mi conversión no se le había pasado por la cabeza hasta ese momento.
-Si… es una… solución- siguió andando junto a mi- Pero no hará falta, en cuanto encontremos a Joham te dará lo que necesitas.
Me sentía fatal, ocultarle a Jacob la verdad era como traicionarme a mi misma. ¿Y para qué servía? Mi estúpido corazón siempre volvía a él por mucho que intentara alejarme, y ahora me sentía tan unida a él… Jacob sufriría igual se lo contara o no… ¿De verdad lo mejor era retrasar el momento de que se enterase? ¿O debía contárselo ahora y aprovechar el tiempo que nos quedaba?

Poco después nos entregamos por completo a la caza. En esos momentos abandonaba mis hábitos humanos y me convertía en un auténtico vampiro: rápido, preciso y letal. Era algo liberador poder dejar de darle vueltas al mundo civilizado.
Intenté coger el ciervo más grande posible, compitiendo como siempre con Jake, cada uno iba por su cuenta y nos reuníamos para comparar nuestras presas. Normalmente ganaba el que conseguía la mejor cornamenta.

No me di cuenta hasta ese momento de lo mucho que había echado de menos esos momentos de complicidad con mi mejor amigo. Él y yo solos en un bosque desierto de humanos, vampiros o licántropos.

Cuando cacé el segundo ciervo noté como mi sed se saciaba y contra todo pronóstico comenzaba a cansarme. Nahuel ya me había dicho que aquello pasaría, cada vez sería más débil, pero al menos ya no sentía la necesidad de sangre quemándome la garganta.

Intenté que Jake no se diera cuenta de que me había sentado en un tronco a mirarle. La mayor parte del tiempo la pasaba correteando por el bosque con sus cuatro patas, sabía cómo se sentía. Estar en su forma humana era una cárcel para él.
Finalmente se decidió a cazar un último ciervo, me concentré bien en cómo lo hacía. Mirarle en esos momentos me apasionaba. Su técnica no era como la de un vampiro, al contrario que mi familia y yo, cuya técnica primaba por su precisión, él era completamente salvaje, y disfrutaba con ello. Era incluso seductor. A decir verdad jamás había sentido esa clase de sentimiento cuando le veía cazar, si, me apasionaba su destreza, pero siempre me había desagradado bastante el hecho de que, en lugar de sorber la sangre a sus victimas, se dedicara a despedazarlas y comer la carne cruda. No era nada estético. En cambio esta vez no me desagradó para nada, me resultaba difícil apartar la mirada de tal espectáculo. No podía dejar de mirar sus músculos lobunos tensándose y relajándose, sus fauces devorando cada pieza del animal.

No podía negarlo, mis sentimientos hacia él habían cambiado, y mis reacciones ante sus actos también.

Solo en el momento en que tuve total seguridad en este hecho me decidí a contarle la verdad. Si iba a morir necesitaba pasar todo el tiempo posible junto a él. Y necesitaba que él supiera absolutamente todo lo referente a mí.

Cuando terminó de comer yo seguía mirándolo. Se acercó hacia mi extrañado y no supe cómo reaccionar. Mi corazón latía a cien por hora ante la idea de que Jake supiera lo que me ocurría. Así que cuando se encontró a tres pasos de mí decidí soltarlo sin rodeos.
-Me estoy muriendo.- Ahora fue él el que cobró forma de estatua, tenía que decirlo del tirón- No creemos que Joham tenga una solución a mi problema, una de sus hijas murió al sexto ataque, no consiguió una cura.
Las lágrimas corrieron a mis ojos sin poder evitarlo. Noté como un río comenzó a fluir por mis mejillas y un sollozo rompía mi garganta. No quería morir.
El licántropo comenzó a temblar y en menos de un segundo me rodeó con sus brazos humanos sin siquiera molestarse en vestirse.
-¡¿Por qué no me lo contaste?!- El también lloraba- Tenía derecho a saberlo.
Le abracé con fuerza como si en ello se me fuera la vida, jamás volvería a separarme de su cuerpo.
-Lo se… lo siento, pensé que sería lo mejor, pero no puedo más, no soporto el que pienses que no te quiero, porque te quiero más que nunca y de forma totalmente distinta a como suponía quererte Jacob.
Me miró con sus profundos ojos negros bañados en lágrimas.
-No te voy a dejar morir. Aunque sea lo último que haga en esta vida te salvaré. No pienso dejar que te vayas de mi lado. Y si finalmente tengo que amar a un vampiro lo haré con todo mi corazón.
Nos volvimos a fundir en un abrazo. A pesar de que estaba a las puertas de la muerte hacía demasiado tiempo que no me sentía tan bien.
-Te quiero, te amo…- apreté mis uñas contra su piel- Y te deseo.
Fue entonces cuando los instintos me dominaron por completo. No me importaba lo que pasara al día siguiente, ni siquiera me importaba lo que pasase dentro de una hora. Besé a Jacob con todas mis fuerzas y ambos caímos al suelo.

6 comentarios:

Nessie Cullen (Bea) dijo...

DIOS MIO!! ESTO ES GENIAL
pd: te he dicho ya lo muchisimo que me encanta tu fic?

Patty =) dijo...

Te la estas comiendo jujujujuu xD
ME ENCANTAAAAAAAAAA

lizmanue10 dijo...

oye me encanta eres muy buena escribiendo es como si estuviera leyendo un libro de stephenie meyer cada q leo me vuelvo como loca me encanta si asi!!

Nadizz Cullen dijo...

Se besaroon! siii! al fiiiin!! pero quiero ver la parte del prólogoo!! XD re ninfomana XD

Anónimo dijo...

llevo dias leyendo esto y creeme ke me emociona komo los de stephenie meyer para mi ke debe existir un libro despues de amanecer...
soy fan de este escrito...

paula dijo...

tu fic es lo mas como e dicho en el otro comentario del capitulo anterior podria pasarme el dia diciendo adjetivos sobre este fic con como escribes podria decir k puedes conpetir con stephenie meyer esta podria ser la continuacion de amanecer eres geniaaaaallllll .bsss