Siete años después de su nacimiento el corazón de Nessie comienza a rechazar su cuerpo vampírico, haciendo que se encuentre al borde de la muerte.

Junto a su familia, Jacob, y el único semivampiro existente a excepción de ella, debe recorrer el mundo hasta encontrar la clave de su problema.

Nessie deberá decidir qué precio está dispuesta a pagar por continuar con vida, y sobretodo tendrá que preguntarse ¿Por quién late su corazón?


¡¡¡¡¡¡ENTRAD AL FORO!!!!!!



Direcciones donde habéis publicado Despertar
¿Nos Presentamos?

lunes, 13 de octubre de 2008

6. Deseo

Él actuó como su hubiera pasado toda su vida preparándose para aquél momento. No me importó la dificultad para respirar debido al peso de su cuerpo.
Su beso fue tan diferente al de Nahuel… entrelazó su lengua con la mía y nos fundimos en uno solo, su cálido aliento se introdujo en mi pecho y produjo un enorme escalofrío en mi columna.
Notaba cada parte de su piel rozando contra mi ropa, que ahora me parecía tan molesta. Necesitaba sentir esos calientes músculos sin nada que me separase de ellos. Le necesitaba por completo.
Sus manos rodearon mi cintura y me atrajeron lo máximo posible.
-Nessie…
Noté como se controlaba, mientras su cuerpo no hacía más que buscarme su rostro reflejaba un profundo pánico. Se apartó de mi impulsándose con los brazos. ¡No, no, no!
-¿Qué haces Jake?
Me miró con un dolor que no pude entender. Sus piernas seguían entre las mías, su estómago continuaba reposando sobre mis caderas. Pero supe que él ya no estaba allí.
-No podemos hacer esto.
-Claro que podemos, es más, lo estábamos haciendo- añadí con cierto tono sarcástico.
Suspiró profundamente, como si la vida se le fuera en ello y cerró los ojos, si no hubiera sido por la incomodidad de su postura habría podido jurar que se había dormido, pero solo estaba pensando, controlándose…
Bajé la mirada hacia su pecho, y lo rocé con mis dedos. Recorrí su clavícula y bajé hacia su cintura. No me importaba si él intentaba que aquello no sucediera, si de veras quería controlarse antes tendría que pararme.
Comencé a desabrocharme los botones de mi camisa, poco a poco, mientras me removía intentando que Jake abriera los ojos. Un botón, dos botones… finalmente los abrió, y no pudo apartar la mirada de mi escote. Terminé de desabrochármela y me la aparté.
-No sigas por ahí…- Suspiró más que habló.
Le atraje hacia mí sin ningún esfuerzo.
-Creía que me amabas.
Dudó solo un segundo más para inmediatamente después tomar las riendas. Me besó profundamente y me arrancó la camiseta de los brazos. Sus piernas se revolvían sobre las mías mientras nuestras respiraciones se aceleraban conjuntamente.
Jamás había experimentado tal deseo. Podía notar todas y cada una de mis terminaciones nerviosas, allá dónde Jacob me tocaba sentía una explosión. Su cuerpo era tan caliente como el mío, se movía con él y hacía explotar mi corazón.
-Y te amo… no sabes cuanto tiempo he estado esperando esto…
Sus dedos rodaron hacia mi ombligo y continuaron bajando. Dejé de besarle para emitir un enorme suspiro, la nariz ya no era suficiente para mantener el ritmo de respiración que necesitaba. Continuó descendiendo hasta que noté como me comenzaba a bajar la cremallera y tiraba hacia abajo mis pantalones.

-¡Renesmee!
La voz de mi madre me heló por completo. Ambos nos levantamos de un salto y buscamos nuestra ropa. Mamá nos había encontrado pero todavía no nos había visto. Jake estuvo vestido en menos de un segundo pero encontré mi camisa despedazada en dos. Perfecto, ¿No podía besar a alguien sin destrozar alguno de los conjuntos de Alice? Tendría que ir en ropa interior.
-Lo siento- Susurró Jake
Puse cara de malas pulgas, más por lo que sabía que acababa de perderme que por la muerte de otra prenda, ver a Jacob vestido me puso de un humor horrible.
Mamá, Alice y Jasper aparecieron delante de nosotros.
-Vaya, así que no te gusta la ropa que te regalo- Comentó Alice mirando de reojo a mamá y con una leve sonrisita- Lo comprendo, yo también la habría partido, es un estorbo de blusa.
Me sonrojé al pensar lo que Jasper debía estar sintiendo en ese momento, se abanicó levemente para que solo Alice, la más cercana a él, pudiera notarlo.
-Primero- Habló mamá- ¿Qué hacéis aquí? Hace más de dos horas que anocheció, creía que me moría cuando percibimos vuestro rastro tan alejado. Y segundo…- Esta vez miró a Jake- ¿Qué hace mi hija a medio vestir?
-¡Hemos estado cazando!- Grité antes de que Jacob abriera la boca para decir alguna de sus excusas increíbles- Me enganché en un árbol y tiré sin darme cuenta. Lo siento mucho mamá pero me moría de hambre…
Reflexionó durante apenas medio segundo.
-Está bien… deberíais habernos avisado de alguna manera, cuando no llegasteis me preocupé muchísimo. Podríais habernos encontrado con Joham o algún vampiro peor…
-Lo siento Bella- Se disculpó Jake, el sonido de su voz me hizo temblar sin razón alguna, el recuerdo de sus suspiros inundó mis oídos…- Nessie tenía demasiada hambre y no se me ocurrió otra cosa.
-Lo entiendo- Di las gracias por que hoy estuviera de buen humor, se sacó el móvil del bolsillo y marcó rápidamente el número de mi padre.
Me volví para ver a Jake con detenimiento, tenía la mirada clavada en mí. Me agarró las manos con fuerza y una corriente eléctrica corrió desde mi extremidad hacia el estómago. Se mordió el labio y me apretó aun más.
Jasper carraspeó incomodo y Jacob me soltó con rapidez, ¿Era posible que me deseara más que yo a él?
Agitó la cabeza como si intentara sacudirse algo de encima para dirigirse a mamá, que ya había terminado de informar a los demás de nuestro encuentro y estaba guardando el teléfono.
-Nessie me lo ha contado todo. Debisteis decírmelo.
-Eso era decisión de Renesmee, ella pensó que sería lo mejor, y yo lo respeté. Ahora tenemos que centrarnos en encontrar a Joham y olvidarnos de lo demás.
-Pero no podemos depositar todas nuestras esperanzas en él- La contradijo- ¿Y si no tiene una respuesta? Habremos perdido un tiempo valioso para nada, debemos centrarnos en varias soluciones a la vez.
-Jacob, nadie está más preocupado que yo por la salud de mi hija, pero si queremos resultados tenemos que centrarnos.
Bajó la cabeza avergonzado, aquel atardecer habíamos hecho de todo menos centrarnos, al menos en lo que debíamos. Jasper intervino.
-Será mejor que nos marchemos antes de que sea más tarde, necesitáis descansar para mañana, será un día largo y pareces rendida Nessie.
-Tienes razón…- Mamá hizo amago de fijarse más en mí y puso los ojos como platos- ¿Por qué estás tan pálida?
¿Pálida? Me fijé en mis manos y me sorprendí al comprobar que eran incluso más pálidas que las de mi familia, sobrepasando el blanco niveo y rozando el amarillento.
¿En cuanto tiempo había cambiado de color? ¿Un minuto? Todos se quedaron mirándome mientras mi piel cambiaba de tonos. Comencé a sentir el estómago revuelto y a perder el sentido del equilibrio.
Los pájaros, el viento y las voces dejaron de escucharse a mi alrededor dando paso a un imperturbable silencio. El mareo me hizo inclinarme hacia delante y un enorme chorreón de sangre subió por mi garganta y cubrió el suelo como un manto rojo…

7 comentarios:

Kata Cullen dijo...

oHhhH ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA .. los interrumpieron en lo mejor uhuhuh eres muy buen escritor (aplausos)

Anónimo dijo...

:O sin palabrass, soloo qe sigee asii ^^

Nadizz Cullen dijo...

pero dejenlos hacer sus cosaaaaas!!! Jasper lo sabeee!! qué vergüenzaaa!!!

paula dijo...

sin palabras GENIIIALLLLL

Anónimo dijo...

Me mueeeero
que VERGUENZA !!!!!!!!!!!!!!
como los paras en medio de la INSPIRACION
QUE TE COSTABA DEJARLES SUS MINUTOS

Anónimo dijo...

ME ENCAAANTAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!
LOS AMO

JeimmY_V dijo...

me encanto! pero hay algo que no entendi!! e que momento renesmee se beso con nahuel?? cuando ocurrio eso? en que cap esta que me lo perdi??? :S:S