Siete años después de su nacimiento el corazón de Nessie comienza a rechazar su cuerpo vampírico, haciendo que se encuentre al borde de la muerte.

Junto a su familia, Jacob, y el único semivampiro existente a excepción de ella, debe recorrer el mundo hasta encontrar la clave de su problema.

Nessie deberá decidir qué precio está dispuesta a pagar por continuar con vida, y sobretodo tendrá que preguntarse ¿Por quién late su corazón?


¡¡¡¡¡¡ENTRAD AL FORO!!!!!!



Direcciones donde habéis publicado Despertar
¿Nos Presentamos?

sábado, 1 de agosto de 2009

3.8 Melancolía

Aquella noche Nahuel y yo dormimos juntos. Nadie vino a despertarnos. Y jacob no volvió a casa.

Quise levantarme un millón de veces para buscarle, pero mis fuerzas habían menguado enormemente al beber Nahuel de mi sangre, hasta el punto de que intentar incorporarme suponía media hora de no poder girar la cabeza.

Tuve mucho tiempo para pensar en todas las cosas que nunca había podido hacer y ya nunca haría: tener una carrera, casarme, viajar, tener hijos... sólo había tenido siete años de vida, y por muy mayor que me sintiera, estos habían pasado en un suspiro. Los momentos con mamá y papá, con mis abuelos, mis tíos, con Jake... no me parecían suficientes. Y nada me parecía justo.

La acompasada respiración de Nahuel me ayudó a contar los latidos de mi corazón, a llevarlos a buen ritmo. Me apoyé en su pecho y cerré los ojos para ir a su mismo tiempo. Para él era tan fácil... algo tan natural. Era curioso, jamás había valorado ese agradable sonido, esa pequeña melodía que todos llevamos dentro, que nos da la vida, que transmite energía a todo nuestro cuerpo. Puse la mano sobre mi pecho para acariciar aquél pequeño órgano con tan grande función. Pumpum, pumpum, pumpum. Ojalá aquél extraordinario sonido durase para siempre. El sonido de la vida.

En muchas ocasiones notaba como Nahuel, profundamente dormido, acariciaba la herida en forma de media luna que sus dientes habían dejado sobre mi piel, sonreía como si ambos estuvieramos a salvo, como si todo el mundo lo estuviera, y la marca ardía al contacto con sus manos, como si un vínculo especial nos uniera. Allí, con los ojos cerrados y esa plácida sonrisa parecía un hermoso ángel. Dejé que me acariciara sin apartarle ni una vez, sabía lo mal que se lo había hecho pasar al pedirle algo tan comprometido como que me transformara. Y él lo había afrontado con valor y determinación, dispuesto a salvarme.

La ausencia de Jacob me dejó en vela practicamente toda la noche. No podía evitar pensar que aquél extraño ser le había hecho daño, que por eso no volvía. O que quizás estaba en La Push y simplemente no se había molestado en venir a verme, y me odié a mi misma por preferir lo primero a lo segundo, por desear que el no estar cerca de mi se debiera a algún tipo de impedimento y no a su propio deseo. Porque la simple idea me mataba de dolor. Puede que al fin y al cabo nuestra historia fuera imposible,. que la imprimación de Jake fuera una cruel broma del destino y que nuestras almas no estuvieran destinadas a estar juntas.

Fue la noche más larga y melancólica de mi vida. Sentí que nadie podía comprender la sensación que me recorría de pies a cabeza, esa de ver escapar un tiempo que jamás has valorado, de dejar pasar momentos que nunca viviste, de recordar las palabras que nunca pronunciaste por miedo. Si en ese instante Jacob hubiera estado en la habitación le habría abrazado y jamás le habría dejado marchar. Pero mis brazos ya no eran lo suficientemente fuertes como para retenerle, y ,en definitiva, yo no era lo suficientemente buena para que me amase de verdad.

Y ahora ya no quería besarme, moriría sin saborear su olor una última vez, sin apretar sus brazos ni recostarme sobre su pecho. Llegaría a mi final sin acariciar ese cabello negro que caía como una cascada a lo largo de su espalda. Y sus labios no volverían a pronunciar un 'te deseo' o un 'te amo' dedicado a mi. Agarré la mano que Nahuel tenía depositada sobre mi herida y cerré los ojos imaginando que era la mano de mi único amor, soñando que nada había conseguido que se alejase de mi...

-----

Los primeros rayos del amanecer me despertaron acariciendo mi rostro. Era un perfecto día de Septiembre, una suave brisa entraba por la ventana agitando mis tirabuzones, mientras que la luz del sol naciente iluminaba la habitación con un toque anaranjado. No serían más de las seis de la mañana, por lo que no debía haber dormido mucho, dos horas a lo sumo. Pero quizás los demás habían vuelto de su búsqueda. La angustia volvió a poseerme cuando la ausencia de fuerza me impidió saltar de la cama.
'Papá', pensé sin levantar la voz para no despertar a Nahuel, sabiendo que me escucharía si se hallaba cerca. De repente me percaré de la herida que tenía en el pecho y le desperté a toda prisa.
-¿Qué ocurr...?- cuando notó los pasos de papá subiendo la escalerá lo entendió- No te preocupes. Tú solo tápate.
No tardó ni medio segundo en llegar a la habitación y abrazarme.
-¿Cómo estás cariño? No has tenido ningún otro ataque, ¿verdad?
No me hizo falta responderle, pero le sonreí, no quería esforzarme en hablar sabiendo que él podía escucharme.
-¿Cómo es que Nahuel ha dormido aquí?
Vaya... esa respuesta implicaba mencionar el intento de transformación. ¿Qué estaría haciendo Nahuel para que mi padre no leyera esa parte de mis pensamientos?
-Hmmm- se quejó Nahuel haciendose el dormido.
Bien, debía alejar el asunto de la transformación de mi cabeza. Papá frunció el ceño.
-Nessie... ¿Te encuentras bien?
Otra cosa, otra cosa, otra cosa...
-Yo...
-Tus pensamientos son difusos
Pensé en lo felíz que era porque hubieran vuelto y en mi cabeza se dibujó la imagen de Jake, genial, eso me interesaba mucho más que el mordisco de Nahuel.
Papá me cogió las manos y me habló con delicadeza.
-Jacob se encuentra perfectamente. Tuvimos una discusión con Kilima, el hombre que te atacó en el bosque, por eso nos retrasamos, llegamos aquí sobre las cinco- miró a Nahuel- Jake subió a ver como te encontrabas pero... se fue pronto a La Push.
Jacob había estado allí, me había visto agarrada a la mano de Nahuel, dormida junto a él... seguramente había imaginado algo incorrecto, pero claro, a él le traía sin cuidado. Asentí como si aquello no me importase, pero obviamente no pude engañarle.
-Nessie, no debes culparle de nada, solo hace lo mejor para ti.
No quería que me viera débil, no quería tener que necesitarle, y menos quería que él supiera que le necesitaba.
-Eso es una tontería, no puedes vivir sin su sangre. Podría darte otro ataque y lo sabes.
Cerré los ojos, acababa de empezar el día y ya sentía que desfallecía de cansancio. No quería que supiera cómo estaba, por favor...
Papá suspiró antes de levantarse y me besó en la frente.
-Él llegará en unas horas para alimentarte Nessie, y sabes tan bien como yo que no podrás ocultar tu necesidad. Te traeré el desayuno, necesitas algo sólido para empezar el día.

Cuando papá se fue Nahuel abrió los ojos y miró al techo con tranquilidad.
-¿No podías hacerme más difícil el ocultar lo que ocurrió ayer? Practicamente pensabas a gritos.
-Lo sé, me asusté. No sé hasta que punto llega tu habilidad.
-Soy poderoso- me sonrió- pero no me pongas a prueba, tu padre sospecha algo desde que persuadí a Joham en Volterra.
-Fue increible. Incluso agonizando pude sentir el poder que ejercías en toda la estancia. No sé por qué no compartes tu don con el resto de nosotros.
-Si hiciera eso no podría ocultar las cosas que me estás pidiendo que oculte- se incorporó de la cama y se puso los zapatos- además, una vez conocen mis secretos todos empiezan a sospechar de mi, dejan de confiar en ellos mismos cuando creen que pueden estar bajo mi influjo, y no es algo muy agradable.
-Lo entiendo- quise levantarme, pero por supuesto no lo conseguí.
-Ayudaré a hacer tu desayuno. Ahora eres la reina de la casa- bromeó. Se acercó a mi con intención de besarme, pero cambió de idea rapidamente- será mejor que te pongas algo sin escote para tapar esa herida. Parece que la mordedura no sana rapidamente, es exactamente igual que anoche.
Me sonrojé al recordar lo ocurrido entre nosotros y el placer que había sentido con la experiencia.
-Dime, ¿a ti también te... gustó?
-Más que cualquier otra que haya vivido en toda mi existencia- bajó la cabeza para romper nuestro contacto visual- creo que eres la cosa más dulce que hay sobre la faz de la tierra. Tanto por dentro como por fuera.
-Eh...- no supe que responder a eso.
-Será mejor que vaya abajo o la gente empezará a sospechar sobre nosotros.
-Claro.

Aquella mañana fue la más tranquila que pasé desde que había llegado a Forks por la muerte de Billy. Comí en la cama con Rosalie y mamá hablando de temas tan convencionales como que podríamos bañarnos en la playa al atardecer, o sobre el nuevo traje de Esme, o sobre cómo sería la próxima boda de Rose y Emmet. Todo aquello fue tan normal como desesperanzador. El que nuestros diálogos se hubieran reducido a eso quería decir que se habían rendido, que no encontraban una solución a mi problema. Pero fue agradable volver a experimentar esa vida familiar que creía haber perdido.

A mediodía Esme se unió a la reunión del cuarto de Rosalie con unos cuantos juegos de mesa, incluido mi favorito, el trivial. Por supuesto Esme y Rosalie quedaron empate, mientras que yo, vaya novedad, quedé última tras mamá, todo se debía a una cuestión de años vividos. Todo aquél día estaba teñido de un color gris, de sonrisas falsas y miradas nostálgicas. Podría haber jurado que mi madre escuchó atenta cada latido de mi corazón como si se tratase del último.
-¿Crees que Jacob vendrá?- pregunté a Rose intentando no mostrar demasiado interés.
-Debe estar al llegar. Sabe que estás débil.
-Pues no quiero que lo sepa.
Mamá me acarició el pelo, como hacía siempre que me ponía testaruda.
-No seas tonta Nessie... no quieras dejarnos antes de tiempo.
-Mi tiempo ya está contado mamá, no se si alargarlo es lo correcto.
La expresión de su cara cambió tomando un tono serio.
-Ni se te ocurra decir eso, nada de esto está acabado.- Rosalie y Esme la miraron preocupadas.- Vamos a poder con todo.
-Mamá...
No pude discutir, mi olor favorito del mundo, aquél que había impregnado mi piel días atrás acababa de inundar la habitación. Jacob estaba en casa.
Rosalie arrugó la nariz como si alguien hubiera pisado excrementos de perro y las tres se levantaron al mismo tiempo. Esme fue la primera en salir.
-Os dejaremos solos, y Nessie, no seas cabezota por favor.
Cuando se cerró la puerta saltó mi alarma. No me iban a convencer tan facilmente, no iba a dejar que Jake se saliera con la suya como siempre, si no quería tenerme ya no me tendría de ninguna forma. Ni siquiera podía utilizarle. Cerré los ojos y me hice la dormida antes de que la puerta volviera a abrirse.
-Nessie...- aquella profunda voz acompañada del olor a madera provocó una corriente eléctrica desde mi nuca hasta los dedos de mis pies.- ¿Estás despierta?
No respondí, agarré con fuerza las sábanas para no sucumbir a la fuerza que ejercía su cuerpo sobre el mío.
-Sé que me escuchas Nessie... por algún motivo sé perfectamente que me escuchas. Por el mismo motivo que supe que estabas en problemas ayer, por el mismo que supe que pensabas en ti y en mi en La Push...
Tenía razón, percibía como se introducía en mi cabeza y acariciaba mis sentidos con los suyos, leyendo mis emociones, mis pequeñas sensaciones....
-¿Cómo estás haciendo eso?- Susurré sin apenas moverme- no estoy tocándote.
Y realmente no era como si le tocara, no leía mis sentimientos superfluos, si no los profundos, los que estaban escondidos más allá de mi corazón.
-No lo sé...- noté su presión al sentarse en la cama- Pero es increible Nessie.
Me tocó el pelo con dulzura. No quería sentir nada, no quería que aquello me gustase... Pero su piel me producía un placer infinito, un deseo superior a cualquier pensamiento. Y yo también podía notar sus sensaciones, que superaban a las mías.
-Dios Nessie...- abrí los ojos para ver su rostro- esta conexión es...
Nuestros cuerpos temblaron a la vez. No sabía a qué se debía todo aquello, pero explotaba dentro de mi cabeza y removía todo el mundo que conocía...
-Jake, necesito estar sola...
Intentó sobreponerse abriendo los ojos, estaba tan guapo sin camiseta...
-Vas a alimentarme de mi, lo quieras o no.
-No, no quiero nada de ti Jake.
Un sentimiento de pasión recorrió mi mente como una ráfaga de aire caliente, y al descubrir que era suyo mis piernas se derritieron.
-Pero yo lo estoy deseando Nessie...
Me incorporé para quitarme de la cabeza el ardor que nuestros pensamientos creaban en el ambiente, dejando al descubierto parte de mi pecho.
-Jake yo...
De repente se levantó y retrocedió hasta la puerta.
-¿¡Qué es eso que tienes ahí!?
Miré hacia donde señalaba, la herida había quedado expuesta por completo.
-Jake yo...
La pasión fue sustituida por una ira intensa y poderosa, su ira, que destruyó todo resquicio de la paz que aquella habitación había conseguido con el paso de la mañana.
-No puedo...- se giró hasta quedar de espaldas a mi- Cómo has dejado...
-Jake escuchame...- pero no sabía qué decir, la vergüenza me corroía por dentro, y él podía notarla.
-No puedo hacer esto ahora. Lo siento.

Jacob salió de la habitación. Sin dudarlo, sin girarse a mirarme. Y sin un solo sentimiento de amor en su mente.

7 comentarios:

Rocio_12 dijo...

Hola Cassandra!! Soy Rocio..Me encantó este capitulo..En serio..Ya sabes cuánto te admiro, ¿verdad? Ya te lo he dicho..Sigue así, no sé qué más decirte realmente..Te dejo mis cariños y te doy gracias por todo esto...Beso

Argentina

Chibicienta dijo...

grrrr segunda vez ke escribo el coment xD T_T wuaaaaaaa kede pal gato!!! millones de emociones me invadieron!!!! realmente no tengo ni la mas minima idea de ke sigue!!! keda tan pokito!!!!!! wenu!!! aunke kede pa'entro una vez mas!!! Excelente Cassandra!!!!
ke ti bn bn kisses! be blessed ;)

Cami dijo...

a!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! que bueno esta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! tienes que seguirlo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!y alargarlo !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1 por fa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1 t kiero"!!!!!!!!!!!!! besitos

maryita dijo...

maravilloso como siempre cassandra!!!
no habia tenido tiempo de leer asi que fueron 3 al hilo y quede corta jeje, a esperar el proximo!!!
cariños!!

Arimi dijo...

aaaaaaaaaaa tanto y tan poco a la vez es realmente genial y lo k mas te come por dentro esk no sabes k va a pasar eso ace k te piques mogollon sige asi es genial besos

Arimixxx

aran =) dijo...

No me voy a cansar de decirte lo genial que está quedando esto.

Gracias por todo!

Nadizz Cullen dijo...

Excelente, como siempre ;)